domingo, 4 de noviembre de 2007

LIBERTAD



Oscuridad, silencio, completamente ausente de trinos. Percibo el silbar de una respiración cansada, un poco más de presión y el silbido se desvanece en las sombras.
Libre… Al fin libre. Una risa inconstante y nerviosa quiebra el silencio.
La conciencia reprocha: ¿Qué has hecho?
Mas… ¿A quién le importa?
El manto de la noche cubre la palidez de un rostro asustado. Inicia un monólogo que cuestiona el actuar, mas la fría brisa aliviana lo que queda de conciencia.
Al fin me había deshecho de aquel viejo proxeneta. Santiago nocturno ofrece su amparo…
Autor: Ishel
Derechos Reservados

10 comentarios:

AkashA DulcineA dijo...

La liberación en brazos de la noche es una arma de doble filo: Puedes perderte entre las sombras o dejar que ellas mismas te atrapen.

V V

Freyja dijo...

la noche siempre trae un manto oscuro y asusta, la verdad que la noche y Santiago nocturno cada dia ofrece menos amparo
me encata como escribes amiga
mil gracias por tus aludos y tu compañia
que sa un bello dia viernes y estes muy bien, muchos cariños
besitos


besos y sueños

A lo largo de todo el espectro cibernético..... dijo...

Qué cobijo es la noche, que nos arropa, nos rodea de silencios y nos deja ser nosotros mismos...en penumbra, pero nos deja ser.

Me alegra descubrirte, en este caer de la tarde, ya.
Un abrazo,
María.

Inugami House dijo...

déjate llevar, pero ten cuidado con perderte. confía en tus instintos y mucho cuidado con tomar los caminos fáciles. tu despertar comienza aquí, el resto depende sólo de ti.

Miriam Jaramillo dijo...

Cuantos misterios encierra la noche, amiga mia. Gracias por visitarme

El Señor de Monte Grande dijo...

La noche y otra ineludible realidad de la mezcla entre grandes ciudades y la epoca actual.

Un abrazo desde MG

mazimon dijo...

quisiera volver a hablar contigo y entender el porq real de tus poemas... siempre hay algo de fondo...

ti kero!

xiao0!

IGNACIO dijo...

La presión exacta al fin libre,
la conciencia erguida y quebrada,
la mejor respuesta es una buena pregunta.
La noche siempre actua con nocturnidad, a veces con alevosía.

Percibo la brillante calidad de tus letras, y la respiración no se cansa;
de leerte.
Un abrazo.

ElPoeta dijo...

La libertad siempre merece la pena, mi dulce amiga de la noche... aunque a veces no quede más remedio para lograrla que pagar un alto precio, rompiendo con el pasado pero mirando al futuro. Besos, Ishel querida,
V.

Huayat dijo...

Una verdadera mariposa nocturna , buenisimo , salud-os de un aprendiz de asceta urbano .