jueves, 27 de diciembre de 2007

SILENCIO



Silencio inspirador

que no acudes a mi canto,

obsequia con tu voz

la inconstancia de mis trazos.

Apresa a un corazón

rebosante de pecados,

que en furtiva canción

presume sus fracasos.

Silencio acogedor

te ofrendo mi regazo

que en ausencia de sol

ha perdido el encanto.

Silencio encantador

tu prosa me ha prendado,

obsequiame el dulzor

de un verso engalanado...

Autor: Ishel

Derechos Reservados

Agradezco a todos los sitios de los cuales he tomado imágenes, esta imágen la tomé de uno de mis libros favoritos.

viernes, 7 de diciembre de 2007

SANTO DINERO



Diciembre, mes demasiado agitado y caluroso. Todos corren de tienda en tienda, comprando cualquier cosa, el objetivo es gastar, endeudarse, eso les hace felices. Enciendo el televisor y lo único que exhiben en los canales son anuncios de nuevos productos que supuestamente hacen más simple la vida, cosas que todos deberían tener, basura, sólo eso. En un par de semanas se celebra el "Día del Comercio", donde todos compiten por lucir la ropa de moda y por dar o recibir los regalos más caros. Los niños, influenciados por la "caja lava cerebros", sueñan con recibir juguetes de sus héroes, armas y otras cosas superficiales. Ya no sueñan con recibir amor ternura, han perdido sus ilusiones, transformándose en adultos en
miniatura. Pensar que hace unos años esta época era para reflexionar, compartir, dar amor , pero ahora lo único que todos hacen es comprar, competir, sin importar a quien dejan atrás. Hace algunos años en estos días se celebraba una fiesta llamada "Navidad", en ella se recordaba la venida a este mundo de un niño, que a pesar de su inocencia fue más sabio que todos los hombres, él fue capaz, tan sólo con la luz de su mirada, de entibiar el corazón de los hombres más duros, sólo con su sonrisa hizo nacer la amistad entre los enemigos más rencorosos. Sus palabras lograron que los hombres se amasen entre ellos, que se ayudasen como lo que son, hermanos. Pero el hombre olvida rápido. Y muy pronto tomó como pretexto esta fecha para dar regalos, y también para recibirlos. Con el invento del dinero, medio que debía servir para facilitar la adquisición de cosas necesarias, dejando de lado el poco equitativo sistema del trueque, sólo sirvió para incrementar un sentimiento en los corazones de los hombres: la ambición. El dinero dejó de ser un medio para convertirse en un objetivo. Con los años todos se olvidaron de la Navidad, y en su lugar celebran al "Santo Dinero". Se olvidaron de los sentimientos, de los valores. El único antisentimiento que se ha mantenido es la ambición. Creo que a pesar de todos los avances en tecnología, todos los logros, progreso, caminamos hacia atrás, todo lo creado para mejorar la vida acabará por destruirla. Al final del camino volveremos a nuestros inicios y seremos lo que éramos al comienzo: Polvo. Y al fin llega el día del Comercio y todos rinden culto al Santo Dinero. Todos ríen, celebran felices, lucen su ropa nueva, exhiben sus regalos, pero nadie se acuerda de decir Feliz Cumpleaños a aquel niño frágil y pequeño, pero de corazón tan puro que nos dio el regalo más hermoso que no podríamos comprar ni con todo el dinero de este mundo, el regalo más cálido que pudo cambiarnos la vida. Él entregó su vida inocente a cambio de una nueva oportunidad para nosotros, la que desechamos sin pensar...
Autor: Ishel
Derechos Reservados

domingo, 4 de noviembre de 2007

LIBERTAD



Oscuridad, silencio, completamente ausente de trinos. Percibo el silbar de una respiración cansada, un poco más de presión y el silbido se desvanece en las sombras.
Libre… Al fin libre. Una risa inconstante y nerviosa quiebra el silencio.
La conciencia reprocha: ¿Qué has hecho?
Mas… ¿A quién le importa?
El manto de la noche cubre la palidez de un rostro asustado. Inicia un monólogo que cuestiona el actuar, mas la fría brisa aliviana lo que queda de conciencia.
Al fin me había deshecho de aquel viejo proxeneta. Santiago nocturno ofrece su amparo…
Autor: Ishel
Derechos Reservados

jueves, 25 de octubre de 2007

DESDE MI HORA MAS OSCURA



Descendi a la oscuridad

del silencio hecho gemido

y en ausencia de lealtad

rehusé los compromisos.

Reprimiendo mi pensar

ante pensares esquivos,

dormitó así mi cantar

arrullado por olvido...

Autor: Ishel

Derechos Reservados

martes, 16 de octubre de 2007

FELIZ DIA DEL PROFESOR

Quisiera enviar una afectuoso saludo a todos mis colegas docentes en su día.
Heme ahi cumpliendo con mi labor diaria de enseñar.
¿Qué haría el mundo sin nosotros?
UN ABRAZO QUERIDOS COLEGAS.

lunes, 10 de septiembre de 2007

RIO MAPOCHO

Mi querido Mapocho, matizado de chocolate divide nuestra ciudad. Quien sabe si alguna vez su aguas fueron cristalinas como el río de mis sueños...

CONOCÍ LO QUE FUERA UN RÍO

Conocí lo que fuera un río
caudal azul de cristal,
jugando en ondas de armiño
los peces solían danzar,
orillas en verde vivo
de sauces, verde llorar,
arcoiris hecho con trinos
de pájaros al volar,
sonreía alegre un estío
de cálido acariciar,
aliento frágil, tan tibio
que se respiraba paz.
conocí lo que fuera un río
caudal azul de cristal,
mas creo que le he perdido,
pues ya no le he visto más...

Me gusta observar al Mapocho en invierno. Cuando luce desbordante y fluye impetuoso...
MAPOCHO
Muestra tu rabia,
amigo Mapocho,
enciende la llama
de tus enojos.
Cobra venganza
por tus despojos.
Con frente bien alta,
río caudaloso,
muestra tu rabia,
corre furioso,
quiebra la calma
a tus antojos.
Brilla tu alma
en
tus
sucios ojos,
hoy luces fama
de indomable potro,
el tiempo se acaba...
Rogad por nosotros...
Autor: Ishel
Derechos Reservados

domingo, 2 de septiembre de 2007

SEPTIEMBRE MES DE LA PATRIA



El 18 de Septiembre de 1810 se produjo en Chile la Primera
Junta de Gobierno y desde aquel día cada 18 de Septiembre se supone celebramos
nuestras Fiestas Patrias. Se abren las fondas, pintorescos lugares donde
acudimos a buscar el sabor de nuestras raíces y sacamos los pañuelos para bailar
nuestra inolvidable cueca, todo por seguir las tradiciones. Claro que las
tradiciones van perdiendo el color por los matices de la moda. Por esto
durante este mes pretendo rendir un homenaje a mi país.

EXTRANJERA PATRIA

Extranjera patria

al fin te recuerdan,

celebran y danzan

melodías ajenas.

Se eleva muy alta

tu triste bandera,

que huele a batallas

gloriosas y añejas.

De tierra ultrajada

reniegan tu herencia,

la sangre "araucana"

arde de vergüenza.

Veo en tu mirada

brillar la tristeza,

y rueda una lágrima

que a nadie interesa...

Autor: Ishel

Derechos Reservados

domingo, 12 de agosto de 2007

RETRATO


No busqué ser un ángel,
mas no soy un demonio,
imposible agradable
ser a todos los ojos.
Vivo solo de instantes
creo en los unicornios.
Un castillo en el aire
mi lugar de reposo...
Autor: Ishel
Derechos Reservados

domingo, 5 de agosto de 2007

DIVAGACIONES OCIOSAS


Nuevamente inspirada en el silencio, me duermo en el murmullo de la pluma acariciando el papel, los sentidos me traicionan y me pierdo en las memorias de un pasado aún presente.
Divago entre lo acontecido y lo anhelado.
Reclamo lo negado y lo perdido, mas aún desde mi sitio una brisa se cuela en mi penumbra disipando las sombras...
***
La gélida lluvia desangra mis mejillas, mas no logra borrar la tristeza que corroe mi primavera.
Se me niegan los trinos, la monótona brisa rasgan mi cordura.un vaporoso suspiro desgarra la tarde, su difusa silueta se asemeja a un pasado no grato, me sonríe desde un ilusionado ayer que aún duele...
***
Ausente, un cuerpo sin alma contempla un mundo al cual no pertenece. Presa en primavera un alma armiñada de vivencias no encuentra paz.
El cantar monótono de soledad ha escarchado su letra.
Armonías invernales corroen su prosa...
Autor: Ishel
Derechos Reservados

miércoles, 4 de julio de 2007

EL PRADO ARMIÑADO...



El prado armiñado

en silente delirio

presume un ocaso

que anhela un estío.

Mi voz, caminando,

pretende algún sitio

que aleje el llamado

constante de olvido.

Mas solo en el llanto

encuentro un alivio

para esta mano

ajada de escritos...

Autor: Ishel

Derechos Reservados

miércoles, 6 de junio de 2007

TRUEQUE



Si por sueños destruidos

me dieran una prenda,

y momentos corroídos

se cambiaran por riquezas.

Con lo nunca sucedido

compraría una quimera

para vestir de olvido

lo que jamás sucediera.

Rematando vestigios

de una ahogada hoguera

prefiero otro sitio

a tu faz ajena,

pues ya mis vestidos

armiñaron la esencia

que otrora estío

alumbrara la senda...

Autor: Ishel

Derechos Reservados

lunes, 21 de mayo de 2007

ENTRELAZADOS


EN TUS BRAZOS...
A tus brazos
ofrendo mis penas
mientras ardo
en memorias añejas.
Tu destilas fingida inocencia.
Yo pretendo saber lo que piensas.
Y tus manos
dibujan estelas
y mis labios
suspiran y tiemblan
embriagados
de tu estival néctar.
Enlazados
somos un poema
que relata infantiles quimeras.
Mientras arde
tu huella en mi senda
en tus brazos
deliro tristezas
que cobardes
en mi trazo versan...
Autor: Ishel
Derechos Reservados

viernes, 11 de mayo de 2007

CAMINO



CAMINO

Mientras más recorro el camino

más cuestiono el recorrido.

Ansiosa persigo un nido,

mas al hallarlo ya no lo habito.

Me enojo y me reconcilio

con sueños hechos añicos.

En marcha persigo estíos

que otoño ya ha corroído.

Y vivo ausente de trinos,

cuestiono lo acontecido.

En vano añoro un sitio

que nunca ha de ser mío...

Autor: Ishel

Derechos Rerservados

sábado, 5 de mayo de 2007

VERDE


VERDE
El verde ensombrece
un otoño que añoro.
En malvas perecen
los sueños ya rotos.
Ocaso acontece
mas aún atesoro
aquella luz verde,
preciosa cual oro,
que un día ofreciere
paz y reposo
a un triste y doliente
soñar hecho polvo...
Autor: Ishel
Derechos Reservados

domingo, 22 de abril de 2007

UMIAOI



El café de sus ojos ardía cogiendo los matices del atardecer mientras su mente divagaba siguiendo las olas de un mar embravecido. Sentado sobre una roca recibía los embistes del chocar de las olas. Inmóvil, parecía parte del paisaje y a medida que las sombras imponían su reinado fue sólo una silueta. El salado acariciar de una brisa daba forma singular a su melena, mas seguía inmóvil mientras los últimos rizos dorados de un sol durmiente se desvanecían en el azul metálico de un mar inquieto. Lentamente sus ojos se fueron matizando de la plata de una luna altiva que ascendía ante un coro de rugidos marinos.
El mar... cuántos recuerdos le traía aquel melancólico agitar de las olas, hoy impetuoso reclamo, ayer ondulantes sonrisas. Aquel mar que se siente traicionado y no lo acoge entre sus brazos. Antes amo y señor de su inmensidad, hoy exiliado de sus terrenos.
Dos perlas de frío resplandecen repentinamente por sus mejillas hasta que una brisa caprichosa se apodera de ellas para guardarlas entre sus tesoros.
Cuán cerca y distante está a la vez de su hogar. Repentinamente se levanta y su voz se oye como un trueno.
-¿Por qué me rechazas? -Grita desesperadamente. Obteniendo como respuesta el azotar húmedo y frío de un puño contra la roca donde se encuentra, mas permanece erguido, sin que la embestida logre derribarlo.
En su interior conoce bien los motivos por los cuales ya no es bienvenido en su hogar, cometió un pecado imperdonable: renegó de su origen, olvidó quien era por satisfacer un capricho.
Coronado de coral vivía desde tiempos inmemoriales en las profundidades del mar, Umiaoi vivía feliz entre algas y coral, hijo de Kaiosei, emperador del Reino de Kai, gozaba de todos los privilegios de un príncipe. Era soberano de todos los confines del océano y tenía autoridad sobre todas las criaturas marinas. Acostumbraba danzar con las olas y en ocasiones solía aventurarse a alguna playa y mezclarse con sus habitantes. Le era fácil pasar inadvertido, sólo le costaba iniciar la respiración fuera del agua. Le gustaba compartir con los humanos, ayudarlos en sus labores junto al mar, era bondadoso y ayudaba al los pescadores guiando los peces a sus redes.
Umiaoi pronto debería convertirse en soberano del Reino de Kai, Kaiosei estaba cansado y como hijo mayor debía asumir el mando. Pero él no estaba seguro si podría con tal responsabilidad, le gustaba ser libre y al tomar el mando del reino tendría que asumir demasiadas obligaciones y ya no le estaría permitido arrancarse al mundo de los humanos.
Umiaoi cumplía un rol importante como príncipe del Reino de Kai, él era el encargado de recoger las almas de quienes morían en el mar y procurar que tuvieran descanso. También estaba encargado de controlar a los monstruos marinos para que no dañaran a la humanidad. A veces tenía problemas con algunos barcos fantasmas a los que les gustaba hacer travesuras a los mortales, pero con su poder lograba llevarlos al descanso eterno.
Hace muchos años atrás el Reino de Kai era conocido por los humanos y tanto Kaiosei, Umiaoi, como el resto de sus habitantes compartían con los mortales, cuando éstos eran más inocentes y respetuosos, pero con el pasar del tiempo se fueron distanciando hasta que el Reino de Kai fue sólo una leyenda.
Umiaoi cumplía con sus obligaciones, jamás desobedecía, pero un día una doncella cayó a las tempestuosas aguas del mar, un día de tormenta en el cual el barco en el que viajaba naufragó. Nadie sobrevivió. Umiaoi cogió las almas de los tripulantes de la embarcación pero tuvo la mala idea de ver en el interior de un alma cálida y luminosa que atrajo su atención, era tan dulce e inocente que se compadeció de ella y no pudo llevársela. Al contrario, la besó y con su aliento le devolvió la vida, luego la llevó una playa cercana y la dejó en la orilla, esperando oculto hasta que vio a unos pescadores la encontraron, viéndola a salvo se marchó.
Al llegar a su hogar Kaiosei, su padre, estaba furioso, no podía ser, ¿cómo había desafiado las leyes de la naturaleza? Había arrebatado de la muerte a alguien que ya tenía trazado su destino, había roto el equilibrio de la vida.
-¿Cómo te atreves a decidir quién vive y quién no? -Dijo en un tono de voz similar a un rugido- Sólo debías tomar su alma. ¿Por qué no lo hiciste? -Preguntó suavizando la voz.
-No lo sé -dijo Umiaoi-. Sentí que merecía otra oportunidad, que aún no era su tiempo.
-¿Sentiste? ¿Desde cuándo sientes? No está en ti determinar cuando es el tiempo de cada quien, tu deber es sólo guiar al descanso las almas de quienes caen en nuestro Reino, nada más -dijo en tono triste- ¿Sabes las consecuencias de lo que has hecho? -Preguntó.
-Sí, lo sé -dijo tristemente-, pero por alguna razón no me arrepiento de lo que he hecho.
-Umiaoi, no podrás asumir el mando del Reino de Kai -dijo en tono severo-, ya no eres parte de él, con el dolor de mi alma te destierro de este reino por la eternidad, ya no eres mi hijo -al decir esto dos lágrimas coralinas rodaron por sus mejillas.
Umiaoi salió del Reino de Kai con la cabeza altiva, sin mirar atrás, mas su alma lloraba en silencio.
Desde entonces ha vagado por el mundo, de vez en cuando iba a visitar a la doncella que le costó el exilio de su hogar. La vio feliz, enamorarse, contraer matrimonio, tener hijos y nietos, disfrutando de una vida plena. Sintió que no se había equivocado.
Con el paso de los años el exilio comenzó a afectar a Umiaoi, aunque le gustaba estar con los humanos, extrañaba su hogar. Intentó volver, pero cada vez que se acercaba a la orillas del mar, éste reaccionaba en su contra con tempestuosas olas.
Y ahora Umiaoi se encuentra de pie sobre una roca, contemplando con tristeza su tan amado hogar. Repentinamente su mirada deja de ser triste, se vuelve decidida. El amanecer se acerca y Umiaoi ha tomado una decisión, ya no soporta más este exilio. Cierra los ojos un instante, siente la sal de unas manos inmateriales que secan sus mejillas y luego... se arroja al mar. Qué bien se siente su humedad finalmente está en su hogar.
Amanece, lentamente las aguas toman los tonos cobrizos de un sol aletargado, nace el día y las olas abrazan a la playa, y... Umiaoi danza ondulante y sonriente hecho espuma marina coronando las olas, mas ha alcanzado la paz...
Historia tomada de "Fragmentos de vidas"
Autor: Ishel
Derechos Reservados

sábado, 14 de abril de 2007

INUGAMI



Su mirar refleja la tristeza de quien perdió sus sueños. El terciopelo de su voz encandila cual caricia y su trémula inocencia esta empañada por una herida hecha a traición. EL silencio ha curtido su atuendo de escarcha, su latir se ha apaciguado, calcula cada respiro para no cometer un error que delate su sentir. Sus movimientos, correctamente mecánicos, están calculados con antelación. Solo en ocasiones un leve rubor tras unos parpados semiabiertos delatan que aun sigue vivo. Su cercanía es solo física, le puedes tocar, mas no esta a tu lado, su esencia reside en la fortaleza de los miedos, donde no se te permite entrar. Inugami, que bien le queda ese nombre, resume su ser: Lobo, criatura solitaria que aúlla a una luna lejana y alcanzable solo en sueños, sueños que hoy le son esquivos. Se refugia en la noche, en su silencio, es más fácil no tener que deambular entre tanta gente. La autoimpuesta soledad se ha convertido en su confidente. Camina sin un rumbo, mientras las gélidas caricias de la noche agrietan sus mejillas, de vez en cuando alza la vista y se fuga tras una estrella, tan lejana e inalcanzable como su corazón.
Lo encontré una mañana por azar, ciertas circunstancias le obligaron a salir fuera de su rutina y yo, por casualidad, decidí cambiar mi camino, como si los eventos hubiesen estado escritos.
Me perdí en la miel de sus ojos, mientras que el terciopelo de su voz dormía mis sentidos. Compartimos estíos, tan breves como un susurro. Muy pronto me acostumbre a su presencia, olvide el juicio y me deje embriagar por su mirada, no pensé, solo sentí, mas las espinas de su corazón me atravesaron sin piedad y hoy mis mejillas sangran por la sal de su tristeza...
Historia tomada de "Fragmentos de Vidas"
Autor: Ishel
Derechos Reservados

jueves, 5 de abril de 2007

OLVIDO


Pretendo un olvido
que no sé si quiero
pues aún en tu sitio
dibujo mis sueños.
Anhelo un estío
que me ofrece inviernos
mas aún sonrío
a viejos recuerdos.
Que cual devaríos,
nocturnos, añejos,
parecieran trinos
sobre mi cuaderno...
Autor: Ishel
Derechos Reservados

martes, 27 de marzo de 2007

EL RITUAL

“El soñar es más peligroso de lo que parece”

Me miró fijamente y me vi reflejada en sus ojos amarillentos, un escalofrío recorrió mi cuerpo por completo y sentí que algo oprimía mi pecho, negándome la respiración. No recuerdo sus facciones, sólo recuerdo una silueta difusa, similar a una estatura que, con una voz juvenil, me invitaba: “Ven, participa del ritual”, me decía en un tono tan encantador que su melodía envolvente incitaba a aceptar. Mas la sensación de miedo me asfixiaba. Me hallé de repente en un terreno baldío sembrado de pasto, donde distinguí una construcción en ruinas, aparentemente una casa, pero no recuerdo que tuviera una forma definida, parecía hecha de tierra, hojas secas, madera quemada, oscura, sin mobiliario, pero no recuerdo qué más. La silueta de ojos amarillo verdoso me miraba fijamente, inhibiendo mi actuar, recuerdo el frío que me embargaba, me sentí envuelta en un silencio tan profundo que ni siquiera pude percibir mis agitados latidos y el frío…, esa sensación de temblor y dientes castañeando, el frío… quemando mi piel, impidiendo mis movimientos. Mi visión se tornó borrosa, mas continuaba escuchando aquella tentadora invitación, mas yo no era sonido, parecía que la voz hubiese invadido mi cerebro, impregnándolo de su melodía que me enloquecía, negándome la posibilidad de escapar.
Me vi en el centro de un triángulo formado por velas que encandilaban con su azuleja luz. No sé si fue una ilusión, pues la imagen que contemplé como si mi esencia y mi cuerpo se hubieran separado, mi cuerpo pasó a ser protagonista y mi esencia espectadora.
El sonido de su voz hacía eco en mi cabeza, “ven, participa del ritual”, ¿qué significaba aquella invitación? Aún no lo entiendo. Sus ojos amarillos permanecían fijos en los míos a tal punto que sentí que yo veía a través de ellos como si su esencia se hubiera fusionado con la mía y formáramos un solo ser. La sensación de sentirlo en mí fue placentera. Mi cuerpo se inundó con su tibieza y el silencio y el frío se desvanecieron. Cerré los ojos y me dejé hipnotizar por la melodía de su voz, no recuerdo sus palabras, sólo sé que desde aquel momento no nos volveríamos a separar.
Al abrir los ojos me encontraba en mi cama, como al despertar de un sueño. Nada había cambiado en mi habitación, mas yo no me sentía igual. Aún despierta sentía la tibia presencia del ser en mi sueño.
Algo cambió en mí aquella noche, hay algo en mí, otro ser, al que no siempre puedo controlar. A veces, cuando me miro al espejo, creo ver sus ojos amarillentos tras mi mirada, me es tan ajeno mi reflejo que ya no quiero verlo, me he deshecho de todos los espejos, me asusta lo que hay en mi imagen. En ocasiones actuó sin pensar y no recuerdo lo que hago, como si mis actos fueran obra del ser que comparte mi cuerpo. No sé si fue un sueño, una ilusión, algo me ocurrió en aquel lugar. No sé cual era el Ritual al que fui invitada, sólo sé que nada volverá a ser lo mismo…
Historia tomada de "Fragmentos de vidas"
Autor: Ishel
Derechos Reservados

jueves, 22 de marzo de 2007

FAREWELL MY DEAR FRIEND


AZURA
Llegó a mi el 12 de Noviembre del 2005, un año bastante complicado para mí. Se convirtió en mi mejor amiga y compañera de mis silencios.
Era la que me esperaba cada día de trabajo y me brindaba afecto incondicional.
Al comienzo era muy brava y no se dejaba querer, sólo mordía, luego entendí que lo hacía por miedo, necesitaba conocerme. Muchos somos así de desconfiados, sobretodo después de las desilusiones.
Con su frágil y juguetona presencia me enseñó mucho. Aprendí la importancia de dar amor. La responsabilidad de velar por un ser más indefenso. Junto a ella descubrí muchas cosas.
Ahora que duerme para siempre y contemplo su jaula vacía no puedo contener las lágrimas. Quizás algunos piensen que un hamster es un ser insignificante, pero para mi era mi Azura, mi niña querida, la única dispuesta a darme compañía y amor incondicional.
Es por eso que le dedico estas líneas. Espero que donde sea que esté no me olvide.





AZURA

Correteabas sin parar
jugueteando constante,
cautivabas al estar
sonriendo a cada instante.
Acompañabas mi andar
con tus pasos frágiles.
Embriagaba tu mirar
matizado de granate.
Y hoy las lágrimas están
devorando aquella imagen
que una vez hizo olvidar
un pasado inconstante.
Y ahora que no estás
mis anhelos se deshacen
pues tu acompañar
fue un concierto de estivales
aves que al trinar
silenciaron mi incesante
ansia de no estar
pretendiendo no ser nadie...





Autor: Ishel
Derechos Reservados

domingo, 18 de marzo de 2007

EL POETA


"...Y el mundo a carcajadas se burla del poeta
y le apellida loco, demente, soñador..." ("El Poeta", Rubén Darío)

Cuanta razón tenías Darío, estamos condenados a ser locos soñadores, mas es un buen precio por disfrutar de la hermosura del mundo que no todos son capaces de ver.
Este es mi homenaje a los amigos escritores que han visitado este espacio. Agradezco infinitamente el apoyo brindado. Un abrazo.

SE LE APELLIDA LOCO

Se le apellida loco

a quien ríe, vibra y tiembla

al vestir de armonías

el trazar de su voz.

Quien solitario sueña

y al despertar delira

cuando escucha aquel frágil

cantar de un ruiseñor.

Quien convocó a los sueños

para adornar su senda

por no dejar la vida

sin matiz de una ilusión.

Quien prefiere las sombras

mas dibuja una estela

que pincela e la rima

de sus eterna canción.

Acaso no está loco

quien hace del silencio

dulce voz que suspira

al confesar su amor.

Quien es pintor de sueños

y a veces es profeta

pues la gracia divina

llamole soñador.

Quien armado de pluma

se escuda tras la letra

y habita en Fantasía

por esquivar al Sol.

Pues prefiere ser loco

y triste anacoreta

antes que la melodía

borrar del corazón.

Le tildan de demente

por nacer un poeta

mas de la poesía

recibió la razón...

Autor: Ishel

Derechos Reservados

miércoles, 14 de marzo de 2007

TIC-TAC

"Relojes... nunca son suficientes, modelos, colores, formales, elegantes, infantiles, extravagantes y hasta los que no marchan según los patrones establecidos. Me enloquecen los relojes, nunca son suficientes, ya tengo una gran colección y todos los uso, aunque tengo mis preferidos. Algunas personas dicen que sólo basta con tener un reloj, después de todo es sólo un instrumento para ver la hora, pero yo no opino lo mismo. Para mí es un accesorio que refleja mi estado anímico y va de acuerdo a la ropa que me coloco cada día. Cada vez que paso cerca de una joyería me quedo pegada en la vitrina de los relojes, hipnotizada con sus tic-tacs, son todos tan hermosos, no me puedo decidir, hasta que miro más detalladamente y veo que uno captura mi atención y acabo comprándolo convenciéndome de que lo necesito.
Y a oscuras en la habitación me embriago con el coro de tic-tacs, mi mente divaga anhelando que su monótono cantar me dedique su concierto. Inevitablemente las manecillas marcan el avance del silencio y mi tic-tac interno dice que cada vez está más cerca.
Todos mis relojes podrían darme más tiempo, quizás si los junto todos acumule más horas, sí.... necesito más relojes.
Un día en mi búsqueda de relojes encontré una tienda que no había visitado, no la recordaba aunque su aspecto era bastante curioso, olía a incienso y una cítara lejana me guió hacia ella, un tintineo de campanitas anunció mi llegada, un atento vendedor olor a sándalo me sonrió y preguntó si podía ayudarme. No sabía qué contestar, no sabía que motivo me había hecho entrar a aquella tienda.
-Busco relojes –contesté y me sorprendí a mí misma al poder articular una frase a pesar de mi confusión.
-Creo que llegó al lugar indicado –dijo sin dejar de sonreír- me ha llegado uno especial que creo que le interesará.
Acabó la frase y sacó una cajita aterciopelada de color rojo y en su interior había un reloj de plata, delicado, con números romanos en un fondo negro azulado, parecían estrellas en un fondo de noche. Delgado, sin detalles ni adornos, elegante, quedé prendada de su hermosura.
-Es una pieza única –dijo el vendedor- funciona a cuerda, fue hecho en Suiza por lo que es exacto, jamás se atrasa ni se adelanta, también es kinético si lo mantiene siempre puesto no es necesario darle cuerda y el precio es conveniente, todo está rebajado por la inauguración.
-Me lo llevo –dije repentinamente- envuélvamelo para regalo –siempre me ha gustado hacerme regalos y aquel era muy bonito.
Salí de la tienda sin mirar atrás, no me acuerdo siquiera cuánto pagué o si realmente lo hice, sólo estaba desesperada por llegar a casa y abrir mi regalo.
Finalmente llegué. Mi regalo tan importante necesitaba una ceremonia especial para abrirlo. Por lo que primero que nada me di un baño con sales aromáticas y me vestí de gala, me maquillé y perfumé para la ocasión. Me serví una copa de vino y me senté en el sillón, en la mesita de centro reposaba el paquetito, dejé la copa en la mesa y lo puse sobre mi regazo, quité con cuidado los lazos, el papel hasta llegar a la cajita de terciopelo rojo, la abrí lentamente y por fin apareció ante mis ojos aquella maravillosa pieza de joyería, lo tomé con ceremonial cuidado, ajusté la hora, le di cuerda y lo puse en mi muñeca izquierda con la cara del reloj hacia el antebrazo, cercano a mis venas, donde su frágil tic-tac armonizaba con mis latidos. Me quedé contemplándolo por horas hasta que me convencí de ir a dormir. Según el ritual me desmaquillé, me puse el pijama y me quité las joyas para ir a la cama, pero cuando quise quitarme el reloj no pude, lucía tan bien en mi mano, así que por primera vez dormí sin quitarme el reloj, aquel dulce tic-tac veló mis sueños.
Y no sé que ocurrió pero no pude dejar de usar aquel reloj, desde que lo compré se convirtió en mi favorito y sólo me lo quitaba para bañarme para evitar dañar su fina maquinaria, mis otros relojes quedaron olvidados en sus respectivas cajitas sobre mi tocador entonando una nostálgica y celosa melodía de tic-tacs.
Y comenzó a pasar el tiempo al compás de las manecillas de mi plateado reloj y yo seguí admirándolo como aquel primer día, usándolo a diario, dándole cuerda periódicamente y los cuidados que necesita una pieza de joyería. Pasaron los años y comencé a darme cuenta de que no envejecía, el paso del tiempo no tenía efecto en mí, al comienzo creí que se debía a que yo llevaba una vida saludable y me cuidaba con cremas para retardar el envejecimiento, pero siguieron pasando los años y yo continuaba estancada en los veinticinco años.
Mis amigos comenzaron a preguntarme cómo me mantenía tan joven y yo respondía que hacía ejercicio en forma regular y me alimentaba bien, pero luego esa excusa ya no fue suficiente, mi apariencia no estaba de acuerdo con mi edad y debí distanciarme de quienes me conocían para no verme en la obligación de responder sus preguntas.
Siguió pasando el tiempo y debí mudarme de ciudad, lejos de quienes me conocían ya que mi falta de envejecimiento era demasiado notoria.
Quise volver a la tienda donde compré el reloj y no pude hallarla, no encontré antecedentes de ella en ninguna parte, era como si no hubiese existido.
Comencé a vagar por distintos lugares, cambiando de identidad para no llamar la atención y así llevo casi ochenta años viviendo errante sin quedarme demasiado tiempo en ningún lugar, para que nadie note que los años no se detienen en mí.
Sigo dándole cuerda y cuidados constantes al reloj, tengo miedo de que si algo le sucede, también me suceda a mí, creo que de algún modo estamos conectados. No sé cuanto tiempo realmente siga así, luciendo como una joven de veinticinco años cuando en realidad tengo más de cien, a veces me gustaría que esto acabase y poder envejecer junto a alguien, sin tener que vivir errante, pero tengo miedo que este encantamiento se desvanezca..."




Historia tomada de "Fragmentos de vidas"
Autor: Ishel
Derechos Reservados

domingo, 11 de marzo de 2007

AMOR???

Aún no entiendo cómo cuatro simples letras implican tantos problemas. Tengo mis dudas respecto a la existencia de ese sentimiento que denominamos AMOR. Quizás sea un estado que creamos ante la necesidad de no sentirnos solos. Idealizamos a una persona, nos autoconvencemos de que amamos en el intento de mantener una ilusión hasta que despertamos en la nunca bien ponderada REALIDAD. Y aquel Príncipe Azul o Musa de desdibuja sin que podamos evitarlo.


Lo más cruel es el juego de vidas cruzadas, esos triángulos que se forman sin que nos demos cuenta. Pasamos la vida tras una persona que creemos es el AMOR DE NUESTRA VIDA, mientras ese amigo al que recurrimos tras cada desilusión espera incondicional una posibilidad que no llega y acaba conformándose con una amistad con tal de mantenerse cerca. Qué ironía ¿NO?...

AMOR

¿Amor qué eres?
¿Debilidad del inconsciente?
¿Puñal que en filo ardiente
desangra y no lo sientes?
Embriagas, tientas, duermes
los sentidos de quienes
insensatos van y beben
de tus besos, miel perenne
que emboba y también hiere.
Autor: Ishel
Derechos reservados

sábado, 10 de marzo de 2007

ABANDONO

He cruzado el silencio
a través de los tiempos
de momentos añejos
somnolientos recuerdos.
***
Mariposa de sombras,
de las alas rotas,
por más que te escondas
tu tiempo se agota.
Inconclusas historias
son las que hoy cobran
un espacio en la loca
canción que hoy entonas
mientras bebes la copa
añeja de tu memoria
tu cantar se cerciora
de que alcances la gloria...
***
Qué agria esta ausencia
de latir añejado
que en silente presencia
me induce al letargo.
Y mi mente se aleja
y me hallo en tus brazos,
embriagada de esencias
de momentos pasados.
Mas tu breve silueta
se escarcha en mis manos
y me hallo en la huella
de presentes pasos...
***
Si una vez en mis brazos
consiguieras la risa
¿seguirías buscando
más furtivas caricias?
Si perdieras el llanto
en mis manos aún tibias
y fuera en mi regazo
donde tu calma anida.
¿Unirías tus pasos
a la senda mía?
¿Seguirías vagando
por tierras esquivas,
aún cuando los labios
no siempre sonrían?
Autor: Ishel
Derechos Reservados

jueves, 8 de marzo de 2007

CONFUNDIDA EN EL SILENCIO...

Confundida en el silencio
sorprendiome un ruiseñor
que perdido en mi universo
mi senda interrumpió.
en su canto tan sereno
vi nacer una ilusión
que a mi corazón añejo
sin querer me despertó.
Mas también despertó el miedo
de un cansado corazón
que una vez en desenfreno
entregose a una pasión
que prometiera el cielo
que jamás él habitó
y dejole en el recuerdo
de un breve resplandor
y hoy su latir ajeno
cual monótono reloj,
prefiere ser sereno,
quizás por precaución,
pues aun quema el acero,
clavado a traición,
que le exilió a un invierno
donde prima la razón.
Mas aquel frágil, tierno
e inesperado ruiseñor,
melificó el silencio
con estival canción,
y aún presente el miedo
pincelado de dolor
acepta un nuevo acero
a vivir sin ilusión...
Autor: Ishel
Derechos Reservados

miércoles, 7 de marzo de 2007

IDEAS EN LA CABEZA

"Rosalinde tiene un agujero en los calcetines. Rosalinde tiene una venda en la rodilla. Rosalinde tiene una mariquita en la mano. Rosalinde tiene una cadena alredodor del cuello. Rosalinde tiene ideas en la cabeza.
Su mamá observa el agujero de los calcetines. Su papá observa la venda de la rodilla. Su gato observa la mariquita de la mano. Su abuela observa la cadena del cuello. Nadie se fija en las ideas de su cabeza." ("Rosalinde tiene ideas en la cabeza", Christine Nöstlinger).
Ese es el inicio de unos de mis libros favoritos de la infancia. Lo que me llama la atención es como muchas personas prestan más atención al exterior. Todos quienes observaron a Rosalinde se fijaron el cada detalle de lo llevaba encima, mas a nadie le importaron sus ideas.
No puedo evitar preguntarme por qué razón el exterior es tan importante. Te discriminan por como te ves, los colores que vistes, la edad, sexo, en fin... Debes actuar según el prototipo standard para ser socialmente aceptado de lo contrario pasas por desquiciado. Nadie piensa que tu forma de vestir o tu estilo podría representar tu pensar o un estado anímico. Te ven y caminan por la vereda contraria, como si cargaras un letrero que dijera: "aléjese, espécimen peligroso". No se toman la molestia de conocerte, quien saben si se dieran el tiempo de compartir, quizás cambiarían de opinión.
En fin, vivimos de apariencias. Somos seres sociales y debemos comportarnos bajo ciertas normas ya que de la buena convivencia a veces depende nuestra estabilidad en esta "sociedad".
Demasiado por hoy.
No busqué ser un ángel,
mas no soy un demonio,
imposible agradable
ser a todos los ojos.
Vivo sólo de instantes,
creo en los unicornios,
un castillo en el aire
mi lugar de reposo...
Autor: Ishel
Derechos Reservados

martes, 6 de marzo de 2007

NOSTALGIA

Hoy volví a la universidad y me senté en el banco de costumbre frente al viejo ciruelo que me acompaña desde hace años. Fue imposible no dejarme embriagar de su cítrico perfume y remontarme a mis años de pregrado. Una de las salas en las que solía estudiar tiene amplias ventanas que dan justo hacia el ciruelo. Pasé horas contemplando como las estaciones iban y venían junto con mi tiempo. Y hoy me encontraba sentada frente al imponente ciruelo que me alentó con su fragancia cuando todo parecía oscuridad. Claro que ya no estoy dentro de la sala, la perspectiva es diferente. No puedo dejar de preguntarme cuántas cosas han cambiado desde entonces. Ya no soy la misma chiquilla que no estaba segura si la carrera que había escogido era la indicada. Ahora sé que fue la mejor decisión que pude tomar. Nuevamente estoy frente a ciruelo, estoy finalizando una nueva etapa de estudios, en unas semanas comienzo el proceso de tesis y esta vez ya no volveré a sentarme junto a mi ciruelo, mis intereses me llevarán según lo dicte el viento.
No puedo dejar de sentir nostalgia al pensar en cuántas cosas han quedado atrás en mi avanzar. Las metas académicas se han cumplido pero... las ilusiones infantiles ... Quién sabe?
En el camino han quedado compañeros, amigos, y romances que parecían ser eternos y se marcharon cual brisa estival. En fin, hasta ciruelo quedará atrás, ya no podré sentarme junto a él a compartir silencios.
CIRUELO
Mi viejo ciruelo
subyugado al viento
perfumas recuerdos
añejos e inquietos,
susurras momentos
ajenos al tiempo,
se agita tu cuerpo
temeroso de invierno.
Mientras te contemplo
me invade el silencio
y de lágrima al verso
paso yo a mi universo...
***
MI VIEJO
CIRUELO
Mi viejo ciruelo
volveremos a vernos
y tu cítrico aliento
traerá viejos sueños,
de inconstantes inviernos
deshojando momentos
que provocan silencios
que tú y yo entendemos.
A ti siempre vuelvo
cuando no amaina el viento
y a veces pretendo
tu estival atuendo
mas pasó ya mi tiempo
y en ajados versos
anhelo a Morfeo...
***
RENIEGO
Repudio este atuendo
que oprime mis sueños
sorber de mi aliento
un latir que no quiero
mas que aún hace eco
de ilusiones y anhelos
jamás
satisfechos...
Autor de los poemas: Ishel
Derechos Reservados

lunes, 5 de marzo de 2007

OSCURIDAD

Hay ocasiones en que el sol más brillante pareciera no existir, como si no bastara para alejar las sombras que inundan un alma corroída por pensamientos insensatos que sólo claman por silencio.
DOLOR
Cómo hieres olvido
cuando ausente de estío
me ofrendo al delirio
de un amor corroído.
pretendiendo un sitio
que nunca fue mío
y cual breve suspiro
me desangro de frío.
Fui paz y fui trino
de quien nunca fue mío
y al sentirle perdido
de llorar hago ríos...
***
IMPACIENCIA
Impaciente,
las horas no avanzan
pretendo silente
sonreír en calma
mas mi mente
jamás descansa.
Impaciente,
mi voz se desangra
en rimas ardientes
que abrojan el alma.
Perenne
parece mi marcha.
Impaciente
mi voz no se apaga...
Autor: Ishel
Derechos Reservados

domingo, 4 de marzo de 2007

INSOMNE

Despierta... mas en sombras,
el eco de un tic-tac
eterniza las horas,
otra vez vuelta atrás
sin querer mi memoria
en la huella fugaz
de lejanas historias.
Despierta... Mas...?
desconozco mi alcoba,
coge forma singular
tras el manto de sombras,
el eterno tic-tac
hipnotiza las horas,
se niegan a avanzar,
no quieren estar solas.
Despierta... otra vez el tic-tac,
hace eco en las sombras
su monótono cantar
me está volviendo loca.
Despierta, despierta ...Mas...
de mí ríen las sombras
no quieren avanzar,
eternizan las horas,
el eco del tic-tac
confunde mis memorias,
no quiero oír cantar
sus retumbantes notas,
no quiero ya escuchar
el eco de las horas,
que marchan hacia atrás
negándome la aurora,
que nace del cantar
frágil, tibio de una alondra...
Autor: Ishel
Derechos Reservados

sábado, 3 de marzo de 2007

HOMENAJE A MIS PADRES

Parte de lo que somos se debe a las enseñanzas que hemos recibido, muchas veces somos algo ingratos con nuestros padres. Creemos que siempre estarán con nosotros y no les expresamos lo que sentimos. Damos por hecho que ellos lo saben, sin considerar que a veces se necesita escuchar, ya que no siempre somos intuitivos.

Nuestros padres no son perfectos. Son humanos y no fueron a ninguna escuela para aprender a ser padres. Muchas veces comenten errores, ya que pertenecen a una generación distinta a la nuestra.

No los escogemos y ellos tampoco saben cual será el resultado de lo que están criando, pero están ahí y no nos queda más remedio que quererlos, con todo y defectos. Nos dieron la vida y es el mejor regalo que nos pudieron dar y si a eso le sumas el amor, podemos considerarnos dichosos.

Este es mi pequeño homenaje a quienes han sido mis pilares y mi apoyo cuando lo he necesitado.


CABALLERO ( a mi padre)

Aunque en ti los siglos
imponen su caminar
tus ojos siguen niños,
hurgando en la inmensidad.

Aún conservas el hechizo
del inocente mirar
y en tus labios el suspiro
a punto de escapar.

Tu cabello del armiño
los matices tomó ya,
pero nada a tu espíritu
parece doblegar.

Mirando al frente, erguido,
con paso firme vas;
no hay piedra en tu camino
que te haga tropezar...


MADRE

Vigía en la tormenta
temblorosa de mis piernas,
la que acoge y sustenta
mis tropiezos en la senda.
Muchas veces reorienta
mi rebelde huella.
Siempre ahí, atenta,
por si n o hay más puertas.
Tu mi madre serena,
la ternura en esencia,
la que desespera
si prolongo la ausencia,
la que escucha atenta
mis nostálgicas letras.
Su consejo cual lema
en mi noche quisiera,
mas a veces mi estela,
de infantil inconsciencia,
ha traído tristezas
a tus manos ya añejas.
Perdonad si mi letra
no es digna ofrenda
para quien es la estrella
de mi noche más negra,
si he estado ciega
sin notar tu presencia,
comprended que mis huellas
sólo inician la senda...

Autor de los poemas: Ishel

Derechos Reservados

RECUERDOS...


Cuando se acerca el despertar de mi ocaso, miro atrás, sólo por un momento y por última vez, mi vida pasa como un relámpago ante mis ojos. Miles de pequeños sucesos vienen desde el pasado a revolver el presente cuando ya no hay futuro. Recuerdo mi infancia. Aquella época de inocencia, de risas, de juegos. Caminaba de la mano grande y fuerte de mi padre, tras sus pasos firmes y seguros, que nunca tropezaban, esos pasos que me dejaban el mejor camino. Mi padre era tan alto que parecía tocar el cielo con su frente. Mi madre, siempre dulce, dándome amor, consintiendo todos mis caprichos, ella es la culpable que sea tan caprichosa y mimada. Acostumbrada a tenerlo todo cuánto podía desear, menos la tan ansiada felicidad, que no tiene precio. Mi mundo fue perfecto en la infancia, mucho amor, buena educación, una situación económica aceptable, siempre fui tratada por mis padres como una persona, si hacía algo mal me lo explicaban y me corregían, no me castigaron nunca, tampoco me gritaron, me incentivaron a luchar por lo que quería, a ser siempre la mejor en cualquier cosa que hiciera, pero no por ellos, sino por mí, ellos siempre decían que llegaría el momento en que se irían de mi lado y que no debía depender de ellos para siempre. Aprendí de este modo a confiar en mí misma, a creer en mí y en el que nada es imposible si realmente se desea. A veces soy egoísta y pienso demasiado en mí, pero es algo que no puedo evitar, porque está en mí. Tengo pocos recuerdos de mi infancia, difusas imágenes de la casa en la que viví mis primeros años. No recuerdo casi mi primera etapa escolar, ni a mis compañeros, ni profesores; de los diez años en adelante tengo más visiones. Hay algo que es imposible de olvidar: los paseos al parque. Esos días domingos en que íbamos de picnic en familia, mi mamá llevaba comida como para un tropel y cosas como para un viaje, papá sólo se ocupaba de hacernos caminar lo más posible. Él decía conocer todos los lugares, pero siempre acabábamos perdidos. Me acuerdo que siempre me han gustado mucho los columpios, me encantaba ir al parque por eso, recuerdo que había que pelear por conseguir un columpio desocupado y cuando yo lo conseguía ya no me bajaba de él. Me fascinaba balancearme en ellos, me sentía más ligada al viento que es mi ideal de libertad. Aún voy a los parques en busca de ráfagas de tibio y dulce pasado de sonrisas. Me siento en un columpio e intento llegar al cielo tras una flor de ocaso, intentando detener el tiempo por escasos segundos que se van como brisas y acaban perdiéndose en el viento...

CUMPLIR LAS METAS... ¿REALMENTE ES LO QUE QUEREMOS?

En ciertas circunstancias para poder subsistir hay que pensar de modo egoísta, decidir lo que es mejor para uno mismo y olvidarse de considerar a quien queda en el camino. Hay decisiones que duelen más que continuar sufriendo. La sensación de culpa por no haberse atrevido a hacer algo por miedo a salir lastimado corroe el alma.
¿Cómo se puede ser objetivos en las decisiones personales?
Es imposible no lastimar. En ocasiones para poder subsistir y continuar el camino trazado se deben dejar ciertas cosas que nos atan. ¿Pero vale la pena llegar a la meta sin tener con quién compartirla?
A veces creo que crecemos más ayudando al que no puede avanzar que cuando nos apresuramos a continuar nuestro camino.
Es tan enriquecedor desviarte de la ruta por el simple hecho de ser luz para quien no halla una estela que seguir.
Cada día me vuelvo albacea de mil secretos y comparto tristezas y alegrías, situaciones que sé muy bien son prestadas pero me hacen sentir que vale la pena continuar. Si sólo me preocupara por mi existir ¿de qué serviría? Si en los momentos más amargos siempre encuentro una sonrisa amiga que a veces viene de quien menos lo espero.
Y, aunque el Silencio siempre tienta cuando se me pierde el camino, encuentro una estrella desinteresada que me devuelve a la ruta.
Al parecer me estoy desviando de mis intereses, que más da si con ello contribuyo a algo.
Demasiado por hoy.

jueves, 1 de marzo de 2007

UN ALMA ESCARCHADA

Soledad... ¿En qué momento te vuelves compañía?
¿Por qué en ocasiones estando con alguien escarchas las sonrisas?
En ocasiones la compañía parece estorbar. Absorbes y asimilas los problemas de otros. Escuchas y no te sientes escuchado. En ocasiones quisieras que el resto intuyera que necesitas ayuda y esperas comprensión, mas el problema es que se te olvida que las personas no tienen un sexto sentido, son sólo seres humanos y si no dices lo que te sucede nadie adivinará.
¿A quién recurrir cuando tras las nubes se pierden las estrellas? Una brisa fría se aloja en tus cabellos y hiela tus sueños. Castillos en el aire nunca habitados, se desvanecen cual silencio un día de Primavera.
Y el sueño que no llega, ni siquiera le seducen mis ofertas. Los inductores de sueño ya no tienen efecto. Al parecer estoy condenada a vivir en la realidad.
Versos a quien sea:
"Sólo fuiste un suspiro
de ilusión añejada
que entre nubes de olvido
se ha quedado acunada.
Fuiste gozo y delirio
que saciaron mis ansias.
Mas de sueños ficticios
no se nutre el alma..."

miércoles, 28 de febrero de 2007

NUTRIR LA MENTE

Leer... sumergirse en un mundo ideado en la mente de otro, contemplando los eventos desde una perspectiva propia.
Protagonizar cuentos perdidos en el tiempo que inducen al sueño. Ser héroe, musa o villano, según uno lo desee.
Alimentar la imaginación con creaciones ajenas vivenciadas cual propias
¿Qué hace atractiva la literatura?
La libertad de imaginar sin temor y o actuar propiamente según convenciones sociales impuestas.
Representar un rolde fantasía, idealizar la rutina por no sucumbir a su corrosiva realidad.
Ser y no ser yo misma. Ser libre por un segundo tras la barrera de las páginas.
Habitar un mundo propio donde controlo a los visitantes.
Mas... ¿Cuánto dura aquel placer fatidicamente ficticio?

viernes, 23 de febrero de 2007

NUNCA ES TARDE PARA APRENDER

Con el tiempo me he dado cuenta que aquellas cositas que no resolvemos en la infancia las arrastramos hasta adultos y, por más que pretendamos ignorarlas, permanecen a nuestro lado hasta que decidamos concluirlas.
Cuando estaba en el colegio me arrancaba de las clases de Educación Física, no soportaba la idea de hacer ejercicios. No me gustaba ensuciarme, ni transpirar, ni mucho menos correr veinte minutos en un patio de tierra. Me suspendieron más de una vez por no obedecer a mi profesor, incluso en Enseñanza Media el profesor decidió suspenderme de su clase por todo el año. ¿Cuál fue el resultado? Por sedentaria debo controlar lo que como para mantener mi peso y ahora pago un gimnasio para hacer ejercicio. Las ironías de la vida. Disfruto haciendo ejercicios y, aunque odio a mi entrenador, invierto bastante tiempo en ello.
Otra de las cosas curiosas de mi vida es que cuando era pequeña solía observar a mis vecinos mientras andaban en bicicleta. Recorrían la cuadra a toda velocidad y yo, los miraba desde mi ventana, meneaba la cabeza y retomaba mi lectura. Me parecía una perdida de tiempo andar en bicicleta, pensaba que era más productivo alimentar mi mente.
Ahora desde las distancia de los años creo que si hubiese invertido al menos una tarde en intentar subirme a una bici, no estaría toda aterrada ahora.
En uno de esos días de creatividad se me ocurrió que tal vez sería una buena idea comprarme una bicicleta. Pensé que podría ser mi medio de transporte ahora que el Transantiago cambió mis rutas de desplazamiento. Además sería un buen ejercicio cardiovascular. Y, aquella personita que hace latir mi corazón, me apoyó y se comprometió a ayudarme en mi aprendizaje. Finalmente compré la bicicleta y para hacerme su amiga hasta la bauticé. Se llama Anacleta, sé que no es el más original de los nombres, pero suena bien.
Bueno, resumiendo, parezco dálmata con todos los moretones que tengo tanto en piernas y brazos. Apenas y consigo equilibrarme unos segundos. Creo que la idea de que ciertas cosas se deben aprender cuando eres niño, tienen su fundamento en que a esa edad no tienes mucha conciencia de lo que significa el ridículo y además sabes que si te caes están tus padres para consolarte y mimarte (bueno es lo que debiera ocurrir, aunque hay tantos tipos de familias que mejor no profundizar).
Por lo menos sé que si me caigo hay alguien que me mimará y me seguirá instando a continuar. Y por supuesto tengo un gran incentivo que me hace perseverar a pesar de los moretones, pueden imaginarse a lo que me refiero, considerando quien es mi instructor.
Basta por hoy. Creo que ya aprendí la lección y si alguna vez vuelvo a nacer, reencarnar o lo que sea, hay algunas cositas que tendré en mente antes de negarme a algunas acciones.
Morfeo: "Acógeme en tus brazos".

domingo, 18 de febrero de 2007

ETERNO CUESTIONAR

Muchas veces me he preguntado por qué razón me encuentro aquí, si existe algún propósito para mi existir. Quisiera creer que la respuesta es afirmativa y si lo es, me gustaría saber cual es la razón real de que me encuentre en este mundo.
No sé si es propio del ser humano el no estar conforme nunca con lo que se tiene. Al parecer siempre tenemos un pequeño vacío que llenar y dejamos de disfrutar de lo que nos rodea.
Para quienes me conocen mi vida puede parecer perfecta, hasta como sacada de un cuento de hadas, pero en cambio para mi siempre hay una pequeña sensación de que algo falta.
Siempre ambicioné el conocimiento. El SABER. Tener las respuestas de todo cuanto me rodea. Me perdí en innumerables lecturas. Alimenté mi mente con conocimientos ajenos del tiempo y el mundo. De eso modo me perdí entre mis averiguaciones. Marcando la distancia entre el mundo real y el que no lo es. Y aún con la mente embriagada de conocimiento quizás inútil, vuelvo a encontrarme cuestionándolo todo, sin saciar mi hambre de saber.
¿Serán mis ambiciones demasiadas para un simple mortal?
¿Quizás la ignorancia en su simpleza sea una respuesta mas apropiada para mi búsqueda?
Fe... cuan extraña me resultas ahora.
¡Cuánto añoro la credulidad infantil!
Creer... volver a confiar, mas la razón impone su juicio,
Juicio o locura, preferible es la insensatez de creer en sueños.
Vagar en la estela de un astro seductor, lejano y destellante de estío.
Y aún aquí en el eterno cuestionar, en una búsqueda sin fin, sin hallar las anheladas respuestas, viviendo en constante guerra por intentar cumplir con las expectativas sociales.
Creo la necesidad de saber, hallar todas las respuestas me corroe, escarchando mi alegría antes de que se presente, quizás sea más simple y tranquilo vivir en la ignorancia.
Pero... No puedo evitar una pregunta más...
¿Vale la pena vivir ignorante?

viernes, 16 de febrero de 2007

QUIEN SOY??????

Desperté una mañana y me desconocí ante el espejo. Sabía que era yo, pero mi faz no concordaba con la imagen que tenía de mí, me observé durante largo tiempo, no sé cuánto, hasta que tras mi pupila vi difusa y lejana la imagen que recordaba de mí.
¿Qué ocurrió? No lo recuerdo, mi mente se desprendió de mi cuerpo y me desconocí.
¿Qué hago aquí? El frágil atuendo que me envuelve dista mucho de lo que soy, se contrapone mi apariencia primaveral con el otoño de mi alma. Me encuentro atrapada y no puedo salir, es tan difícil incorporarme y formar parte de este mundo que me es extraño. Por momentos soy música y armonizo los oídos de quienes me rodean; otras, me pierdo en mi silencio y paso inadvertida. Realmente no estoy tan interesada por integrarme, me gusta mi refugio de noche, me siento cómoda, a salvo.
Quienes me ven me desconocen, se acercan, me hablan, se van incapaces de ver tras el antifaz de primavera que me oculta.
Me visto de noche y a veces de sol, mas sigo siendo sombra. El carmín de mi sonrisa contrasta con el trinar otoñal de mi voz.
Me siento confundida, extraña en el camino, no sé si es el correcto, quizás me desvié de la senda, o la abandoné y al regresar me resulta más escabrosa que antes y no sé, si después de tanto tiempo aletargada, tendré las fuerzas para retornar al camino. Estoy sola en esto, siempre lo he estado, creí poder aferrarme a la mano de un compañero de trayecto pero el también retornó a su camino.
Embriagada de licor de fantasías me pierdo y vuelvo a ser yo, y, mientras más “yo” me vuelvo, más ajena soy a este lugar, y más me desconocen los que no saben mirar.
Vuelvo a mirarme en el espejo y sigo sin reconocerme, el brillo perdido de mis ojos me niega mi interior, me he separado de mí misma y estoy atrapada en un atuendo que no es el mío, me siento extraña, sólo la pluma guía mi voz rasgando en el papel...

DORMIR O NO DORMIR

Cuánto anhelo el letargo, al parecer es un buen escape del mundo real. En sueños tengo la libertad de crear mi mundo según mi parecer, no necesito disfrazarme ni actuar para ser socialmente aceptada, al fin y al cabo es mi sueño soy yo quien impone las reglas del juego.
Mas últimamente Morfeo no se digna a acogerme en sus brazos. Es desesperante acostarse, cerrar los ojos, evocando imágenes gratas para que formen parte del nuevo capítulo del mundo de sueños, pero pasan los minutos y el letargo no se hace presente.
Comienzas a darte vueltas y vueltas en la cama, buscando la posición adecuada para capturar la somnolencia y, justo cuando crees que la tienes,un pequeño ruido te distrae y no logras la abstracción del dormir. Recurres a las viejas recetas tales como un vaso de leche tibia, lo cual en mi caso es una pésima idea, ya que mi panza queda pesada y menos duermo. Y para qué hablar de contar ovejas, probén en todos los idiomas que conozco y terminé discutiendo con una oveja que se reía de mi desgracia.
Lo peor son las consecuencia de no dormir, la falta de sueño afecta mi humor, el problema es que me compadezco de las personas con las que interactuo, ellas no tienen la culpa de lo que me sucede, y sin embargo pagan las consecuencias.
He probado tantas formas de capturar el sueño, desde las sobredosis de píldoras, medicina natural, hasta cansarme en el gimnasio y nada dio resultado. Finalmente me rendí y acudí al médico, ya no podía seguir sin dormir, mi cuerpo necesitaba descanso y mi mente también. Así que luego de una hora de conversación forzada, me dio una linda receta que junto con el bono de la consulta descuadraron mis finanzas.
Lo bueno es que he podido dormir y volver a mi mundo irreal, no sé si mi carácter a mejorado, creo que para eso no hay solución.
Bueno, creo que es todo por hoy.

miércoles, 14 de febrero de 2007

DIA DE LOS IDIOTIZADOS



"San Valentín", ¿cuántas leyendas se han forjado para justificar el actuar de las parejas en este día? Y yo, ajena a ciertas tradiciones, no puedo dejar de cuestionarlo. ¿Por qué se necesita de una fecha en especial para reforzar los sentimientos hacia ese ser especial? Para qué pensar en fechas y planificar actividades si cada momento en compañía del ser amado debiera ser único.


Desde mi particular perspectiva, creo que nuestra inseguridad nos pide un constante reafirmamiento de lo que sentimos, lo cual nos lleva a necesitar de ciertas cursilerías, tales como: florcitas, peluches, poemitas, etc., con la finalidad de mantener encendida aquella llamita que llamamos "Amor".


En lo personal, prefiero aquellos pequeños e insignificantes detallitos del día a día (una mirada, el tomar la mano, un simple abrazo oportuno, etc.), ya que ellos son los cimientos de una relación, y es mejor recibirlos de modo constante y dosificado, que sólo guardarlos para una ocasión especial.


Considero que no hay necesidad de esperar una fecha determinada para celebrar un día especial con el ser amado. Cualquier día, hasta el menos común o el más desastroso puede ser especial en la adecuada compañía. Por ejemplo, en uno de esos días en el que todo te ha salido mal, esos días en los que sólo piensas "¿cuándo acaba esto?", no es grato saber que llegarás a casa y recibirás un abrazo, de esos sin palabras, donde tu mente se conecta con tu pareja en un simple "todo está bien" y luego todo cambia de matiz. O, quizás un día en el que alguien sostuvo tu mano y no te sentiste sólo enfrentando las vicisitudes de la vida, en fin... Es hermoso saber que no caminas solo, que en un momento decidiste compartir tu senda y que fue la decisión más acertada que pudiste tomar.


No puedo evitar, en este día tan especial, ser cursi y pensar en aquella personita que me hace sentir mariposas en la panza, y como sólo se escribir, quisiera dedicarle unas líneas:



"Me perdí en un mirar

de matices de bosque

que ofrendan soñar

y otras mil diversiones.

Y en su piel quiero estar

degustando ilusiones

y su voz saborear,

compartir sus canciones"


Autor: Ishel

Derechos Reservados


Sé que con estas líneas no alcanzo a expresar lo maravillosa e importante que es esta personita para mi, pero eso lo haré en persona.


Nuevamente, inducido por el médico, Morfeo reclama mi compañía.


Hasta luego.

LA CUNA DEL SILENCIO


El crujir de las hojas bajo su paso agitado se acoplaba a la brisa jugueteando con los árboles. La luz disminuía mientras se adentraba en lo profundo del bosque. Un trinar repentino no tubo la fuerza para distraerle de su recorrido. No tenía tiempo de detenerse ni siquiera a escuchar, debía llegar lo antes posible, mas su andar parecía no acompañar el deseo de prisa ¿ Llegaría a tiempo? Esa pregunta daba vueltas en su cabeza. Tenia que. No era posible de otro modo. Había demasiado en juego, demasiado que perder. Debía convencerse de lograrlo, no podía dejar a medias el camino. Las energías se marchaban en la medida de que las sombras se consumían la luz. Era imposible cortar el miedo. Miedo a lo que encontraría al llegar, miedo a no llegar, miedo...miedo, en sus diversos matices y posibilidades.

¿ Como llego a ese punto? Silencio. No quería pensar en ello. Conocía la respuesta, pero prefería olvidar. Si pensaba demasiado en ello volvería a preguntarse como haber evitado la situación.

El caer de una cascada le indico que se hallaba cerca, faltaban sólo algunos pasos más y aún era tiempo, el Sol no acababa de dormirse. Finalmente llegó. La cuna del silencio, perdida en medio de un inexplorado bosque, protegido del mundo por el dificultoso acceso. El centro del bosque. Un sitio llano de forma circular en cuyo centro había una caída de agua cristalina que formaba una laguna. En medio de la laguna había una roca que se asemeja a un altar. El agua que salpicaba en su caer al cruzarse con la luz daba matices multicolores al sitio donde se encuentra la roca. Alrededor, distintos tonos de verdes decoraban el entorno, flores de indescriptibles colores confundían con sus matices; Había llegado... Mas ahora cuestionaba que le había llevado a aquel lugar. Tanto tiempo había anhelado llegar ahí que el haber alcanzado su meta le dejaba cierto sabor a desencanto. Había dedicado tanto tiempo buscando aquel lugar que ahora el hallarlo no le satisfacía. Fue tanto el tiempo y el tesón que puso en la búsqueda que se olvidó de observar a su alrededor, perdió la noción del tiempo, dejó de percibir los aromas, pasó por alto formas y colores en su camino, nada era más importante que su búsqueda. Ahora escuchaba las voces que pasaron a su lado en el camino que sólo distinguió como murmullos y hoy eran añejas melodías que le provocaban cierta tristeza. Distinguió rasgos y miradas que ignoró y ahora, por alguna razón, se presentaban claramente y le hacían sentir nostalgia. Se dio cuenta de que en el camino de su búsqueda se concentro tanto en llegar a la meta sin permitirse degustar del paisaje. Ahora entendía la sensación de desencanto al llegar... mas era tarde, no se puede salir de la Cuna del Silencio.
Autor: Ishel
Derechos Reservados