domingo, 18 de febrero de 2007

ETERNO CUESTIONAR

Muchas veces me he preguntado por qué razón me encuentro aquí, si existe algún propósito para mi existir. Quisiera creer que la respuesta es afirmativa y si lo es, me gustaría saber cual es la razón real de que me encuentre en este mundo.
No sé si es propio del ser humano el no estar conforme nunca con lo que se tiene. Al parecer siempre tenemos un pequeño vacío que llenar y dejamos de disfrutar de lo que nos rodea.
Para quienes me conocen mi vida puede parecer perfecta, hasta como sacada de un cuento de hadas, pero en cambio para mi siempre hay una pequeña sensación de que algo falta.
Siempre ambicioné el conocimiento. El SABER. Tener las respuestas de todo cuanto me rodea. Me perdí en innumerables lecturas. Alimenté mi mente con conocimientos ajenos del tiempo y el mundo. De eso modo me perdí entre mis averiguaciones. Marcando la distancia entre el mundo real y el que no lo es. Y aún con la mente embriagada de conocimiento quizás inútil, vuelvo a encontrarme cuestionándolo todo, sin saciar mi hambre de saber.
¿Serán mis ambiciones demasiadas para un simple mortal?
¿Quizás la ignorancia en su simpleza sea una respuesta mas apropiada para mi búsqueda?
Fe... cuan extraña me resultas ahora.
¡Cuánto añoro la credulidad infantil!
Creer... volver a confiar, mas la razón impone su juicio,
Juicio o locura, preferible es la insensatez de creer en sueños.
Vagar en la estela de un astro seductor, lejano y destellante de estío.
Y aún aquí en el eterno cuestionar, en una búsqueda sin fin, sin hallar las anheladas respuestas, viviendo en constante guerra por intentar cumplir con las expectativas sociales.
Creo la necesidad de saber, hallar todas las respuestas me corroe, escarchando mi alegría antes de que se presente, quizás sea más simple y tranquilo vivir en la ignorancia.
Pero... No puedo evitar una pregunta más...
¿Vale la pena vivir ignorante?

3 comentarios:

diego dijo...

Poe escribió:

"¡Ah, la felicidad no está en el conocimiento, sino en la adquisición del conocimiento! La bienaventuranza eterna reside en conocer más y más, pero conocer todo sería la maldición de un demonio."

Aunque me gustaría probar ese placer aunque sea solo un segundo...

Alexus® dijo...

Todo tiene su razón de ser, la verdadera sabiduría no está en las cosas que nos rodean, si no, en la capacidad de conocernos y aceptar a los demas. (incluyendo la ignorancia en la que viven)

Saludos.

Ishel dijo...

El conocimiento. Cuan alto es su precio.