martes, 13 de septiembre de 2011

REMINISCENCIA


Una frágil brisa
de cítrica esencia,
sútil me acaricia,
me invita, me tienta.
En una sonrisa
me arrastra a la época
de la frágil niña
que una vez fuera.
Los sueños en líneas
trazaba mi letra,
lloraba, reía,
en cada poema.
Y fui melodía,
distante y ajena,
y fui poesía
en mi propia senda,
carmín la sonrisa,
y de faz primavera...



Autor: Ishel
Derechos Reservados

3 comentarios:

Ishel dijo...

Los escritos me persiguen por más que los rehuya, a veces me siento culpable de haberlos descuidado

MaRieLa In Bloody ChAiNs dijo...

La luna llena suele activar la melancolia, asi que deja que sigan fluyendo los recuerdos, alguna vez esa sangre saldra clara y limpia...

Buena tu poesia, no la abandones tanto ;-)

Allek dijo...

Preciosa fragilidad...